10/01/2019

LNB: A puro coraje, los Tigres festejaron ante el Cervecero

LNB: A puro coraje, los Tigres festejaron ante el Cervecero

Libertad revirtió 12 puntos de desventaja en el último cuarto para terminar festejando por un doble (64-66) ante Quilmes de Mar del Plata. Nicolás Copello lideró la remontada con 3 triples y 11 unidades en el tramo final, ante los Cerveceros que se quedaron sin gol en los últimos 4 minutos.

Otro triunfo que cotiza en Bolsa, teniendo en cuenta que Quilmes es un rival directo de Libertad en la lucha por la permanencia. Vale mucho más que dos puntos si tomamos en cuenta que los Tigres festejaron en la ruta y con una nueva adversidad, cuando ya se sospechaba que Marcos Saglietti no iba a ser de la partida porque la lumbalgia no afloja. Augusto Alonso recibió un golpe en la cabeza que le produjo algunos mareos y no jugó el segundo tiempo para realizarle algunos controles.

La formación aurinegra no arrancó bien y cedió el primer capítulo a manos del dueño de casa que se impuso 20-10, sustentado en la producción de Ortiz y Morales. Pero la historia sería diferente en el segundo período, porque la visita luego de sufrir 11 de desventaja, impuso un contundente 0-10 en casi 4' para revertir el resultado, retirándose al descanso largo ganando por la mínima diferencia.

Los Tigres volverían a caer en un pozo depresivo en el tercer capítulo, convirtiendo solo 12 unidades en 10', aunque la sequía fue más profunda, con solo 3 puntos en los primeros 6'30''. Ante tamaña pobreza, los dirigidos por Bianchelli volvieron a ensanchar una grieta de 10 puntos con muy poco (54-44), apoyándose en los aportes de Bolívar y Fernández, que regalaron 8 cada uno. Pero los marplatenses no contaban con la mano caliente de Nico Copello que en tan solo 3', les clavó 11 puntos (entre ellos 3 triples) para ponerse en juego (59-57) a falta de 6'. Quilmes volvería a interponer media docena de ventaja a 4' del cierre (64-58). Hasta ahi llegaron. Porque en el resto del partido no pudieron encestar un solo punto más. En contrapartida, Libertad se lo llevó por delante con un feroz 8-0 que comenzó con Cuello, Kelley y Figueredo, siendo el extranjero aurinegro quién disparó la última bala para desatar el festejo de otra proeza aurinegra fuera de su casa que sigue ilusionando.